Fetichismos de otros mundos y frealkylugares para estar a gusto

Ideas on Tour San Cristóbal de las Casas

#historia15

San Cristóbal de las Casas (México), 23 de junio de 2019

Me gustan los freakylugares.

Tienda de cómics, libros de fantasía, camisetas de súperheroes, juegos de mesas, ‘cosas’ que no sé qué son por todos lados y, muy a menudo, cafetería con figuras de cartón tamaño real.

No me entusiasman los cómics.

Alucino con las novelas de realidades crudas.

Mi súperheroina es una pelirroja peligrosa de nombre Pippi Calzaslargas.

Los juegos de mesa me aburren soberanamente.

Y, desde que vivo más dándole a la pata que en casa, me sobran objetos.

Pero me gusta el ambiente de estos lugares.

Es sábado tarde y estoy en Cucaramacara Cómics, escribiendo este correo en una sala bien acogedora llena de esos fetichismos de otros mundos.

En la mesa de la derecha hay cuatro amigos de ventipocos dándole al juego de cartas Magic, hablando de ganar y perder vidas, y bebiendo coca-cola.

Delante tengo los otros dos amigos del grupo anterior que prefieren un juego de mesa con bolas blancas y negras, y beber chela.

En la mesa del rincón, un padre juega con su hija, de unos 9 años, y sus hijos, de unos 6 y 12, al dominó y todos beben chocolate caliente. ¿Qué cómo sé que son familia?

Tienen la misma cara.

Se cocinaron en el mismo horno y con los mismos ingredientes, aunque cada horneada tuvo su toque personal.

Y yo estoy aquí, con mi chaqueta para combatir los frescos de los Altos de Chiapas, mi libreta y mi portátil, cual apéndice, a mi vera.

Con un té de manzana y canela al lado, y con mi pomelo entero delante, también con su apéndice y todos sus juguetes digitales esparcidos en la mesa.

No entiendo el ritmo de las rondas de los juegos ni lo que significa el crono verde con fondo negro.

Pero me siento a gusto.

La gente es agradable, hay buen ambiente y parece que todo el mundo es bienvenido.

Siempre pensé que, si algún día me soltereo de nuevo, vendré a estos freakylugares a conocer a mi elfo azul.

Aunque luego recuerdo lo que me aburren los juegos de mesa y que me quedo dormida con Star Wars, y no le veo futuro al asunto.

Esto de los freakylugares es como lo viajes: no hace falta que estés en ellos a tiempo completo, lo importante es disfrutarlo al máximo el rato que estés en ellos.

Sea cuando fuere. Disfruta. Con o sin viaje, baby. 

Un abrazo,

Anna

📍 ¿Compartimos causa?

No-guía (inter)cultural para mentes curiosas

Anna Rodríguez Casadevall
anna@ideasontour.com