From Tapachula with love

From Tapachula with love

#historia1

Tapachula (México), 2 de junio de 2019

Se ve que no la acerté con el título del mail del lunes pasado, ese de ‘No es lo mismo el mondongo de Tapachula, que tápate el mondongo, chula’.

Me fascina el poder de las palabras.

Un titular puede hacer que el porcentaje de personas que abren un mail se  doble o que sea la mitad, como pasó con este mail.

Repetiré con títulos arriesgados, me gusta darle vidilla a las bandejas de entrada.

Pero bueno, a lo que iba.

Tapachula es una ciudad al sureste de México, a 20 minutos de la frontera de Guatemala.

Fea, feíta fea, ¿para qué engañarnos?

Los entornos son muy bonitos, eso sí.

Dicen que no se puede tener todo en la vida.

Y, si es taaaaaaan fea, ¿qué hago un mes por aquí?

Pues lo que me ha traído aquí ha sido la ‘Misión de Observación de Derechos Humanos de la Crisis de Refugiados en el Sureste de México’.

Espera, que tomo aire, que ese título hay que desglosarlo.

Una ‘Misión de Observación’ es un encuentro para personas que se dedican a un tema en concreto (o sea, ‘expertas’) para observar, hacer preguntas incómodas y conocer de primera una situación ‘delicada’ en la que pueden estarse pasando por el forro la ley, documentar lo que ocurre y denunciarlo para que los gobiernos espabilen.

Total, en este caso, se ha tratado de conocer la realidad de la zona y de las personas que migran o buscan exilio por la frontera sur entre Guatemala y México.

24 organizaciones, universidades y periodistas nos arrejuntamos en Tapachula para pasar los tres días más intensos que he tenido el último año.

Ha sido un buen meneo para cuerpo, mente y corazón.

Así que necesito un par de días para asentar todo lo vivido y todas las contradicciones que siento antes de escribirlas y compartirlas.

¿No te sucede que, cuando vives algo muy intenso, necesitas unos días para que las aguas vuelvan a sus cauces?

Pues eso, en unos días cuento más.

Por ahora, bajándome intensidad y volviendo a lo que he comentado al inicio del mail sobre el poder de las palabras y los titulares, te recuerdo que, si quieres demostrar lo que vales pero no encuentras las palabras o tu mensaje no llega, échale un ojo a esto:

Copywriting: yo escribo tus textos y que empiece la acción.

Un abrazo,

Anna

No-guía (inter)cultural para mentes curiosas

Anna Rodríguez Casadevall
anna@ideasontour.com