Ojalá logres reflexionar y dejes de hacerlo

Ciudad de México, 15 de agosto de 2019

Uber está vetado en muchas ciudades. 

¿Ese veto es bueno? ¿Es malo? 

Ni idea… 

El caso es que estaba escuchando música en youtube y ha salió un anuncio de esta compañía.

Una mujer rubia, alta y blanca (of course, el estereotipo de whitemexican por excelencia, pero sobre eso ya escribí hace unos días, así que tampoco voy a entrar ahí) quiere ir a otra parte de la ciudad, saca el móvil y pide un uber. 

Aparece un conductor sonriente, la mujer le dice:

      – Buenas tardes, Luis. ¿A quién vienes a recoger? 

      – Buenas tardes Andrea, soy Luis. Bienvenida. 

Y así es como la mujer sabe que es su conductor. 

Durante unos segundos, aparece la imagen de la mujer rubia, alta y blanca mirando su móvil y una voz en off contando que Andrea puede ver la matrícula y el color del coche que vendrá a buscarla, el nombre y la foto del conductor, la puntuación y los comentarios que le han dado otros clientes, y que puede compartir su ruta con la persona que la espera para que sepa en todo momento dónde está. 

El anuncio acaba con la mujer rubia, alta y blanca saliendo sonriente del coche y la voz en off diciendo:

‘Uber. Seguridad 5 estrellas’. 

Claro que Uber tiene tanto éxito en México. 

En un país donde el 73.7% de la población tiene como principal preocupación la percepción de inseguridad, si quieres vender algo poniendo el dedo en la llaga, ¿qué va a ser?

Seguridad. 

Por eso, pese a que hay dos aplicaciones similares que también funcionan en México y que son más baratas, Uber sigue siendo el rey. 

¿El mismo anuncio funcionaría igual en los Países Bajos, Canadá, Irlanda, Australia o Noruega? 

Posiblemente no, ya que, en general, estos países son relativamente seguros y la inseguridad (o su percepción) no preocupa tanto a la población. 

Uber tendría que buscar otros alicientes y puntos de dolor por cada grupo cultural a quien quisiera vender más. 

¿Por ejemplo? 

Se me ocurren un par relacionados con el conejo de Alicia en el País de las Maravillas: las prisas que nos consumen y esa sensación de falta de tiempo constante.

Pues sí, la cultura también está en las ventas, ladies & gentlemen. 

Y no solo en las campañas publicitarias, sino a la hora de tratar con socios o posibles clientes de otras culturas. 

Si no sabes cómo funcionan las cosas en otra cultura de negocios, apaga y vámonos. 

O invierte tiempo y dinero, piérdelos y vámonos.

¿Sabías que entre el 20% y el 40% de las personas que van a trabajar a otro país retorna antes de tiempo? 

Lo importante es saber dónde encontrar los recursos para que este porcentaje se acerque a 0%. 

Bueno, encontrarlos y saber usarlos, claro:

Asesoramiento para personal desplazado

Un abrazo,

Anna 

Ciudad de México, 17 de agosto de 2019 

Al hilo del mail del día 15, donde escribí sobre los anuncios de youtube en México, recibí este correo:

‘Ir a otro país a favorecer las diferencias entre ciudadanos que de por sí ya existen es muy irrespetuoso e irresponsable ojalá logres reflexionar y dejes de hacerlo’

Ojalá logre muchas cosas en esta vida. Entre ellas, no solo apuntarme al gimnasio, sino ir. 

Dicho esto, también quiero aclarar que jamás voy a dejar de favorecer las diferencias. 

Las diferencias son lo que nutren la diversidad y la tolerancia. Y no solo en la interculturalidad. 

¿Qué sucede cuando una pareja tiene diferencias que ignora a saco durante años? 

Pues que, como cantaban los Mártires del Compás, “se separan a gritos, cada uno por su sitio, dando patadas al aire como si fueran chiquillos, y no se vuelven a hablar y no se vuelven a mirar”.

Pues lo mismo ocurre con todas las diferencias. 

Hablar de ellas es controversial a veces, sí. 

Ignorarlas es una bomba de relojería. 

Lo que intento no favorecer son desigualdades o inequidades, entre otras cosas, que es bien distinto. 

Aunque claro, algo siempre se cuela, ¿recuerdas el correo en qué escribí sobre sesgos culturales, hace un par de semanas? 

(Sí, los sesgos culturales: interpretar y juzgar fenómenos según estándares inherentes a la propia cultura.)

Soy mujer, en la trentena, europea, blanca, de clase media y con estudios. 

Pues eso, que no se libra ni el apuntador.

Voy acabando. 

Por ejemplo, en el caso del correo de los anuncios, escribí que el  73.7% de la población mexicana tiene como principal preocupación la inseguridad. 

¿Es la percepción de inseguridad (ojo, la percepción, no la inseguridad real) un rasgo o diferencia cultural?

No. Ni en México ni en ningún lado. 

La percepción de inseguridad es el resultado de una situación sociopolítico y socioeconómica concreta.

No forma parte de la cultura pero tampoco tiene porqué ignorarse.

¿He tenido algún problema de inseguridad en estos seis meses en México? 

Ninguno. 

¿Volvería a México?

Con los ojos cerrados. 

En Barcelona tenemos los mejores carteristas del mundo, los más profesionales, y eso no es un rasgo cultural. 

Es una putada pero no es cultura. 

Si quieres formaciones en interculturalidad llenas de diferencias y parecidos razonables, y que le peguen un buen meneo a tu manera de ver, vivir y mirar un mundo, aquí: 

Formaciones para irte bien y volver mejor.

Un abrazo,

Anna 

Pst, pst: Si buscas una interculturalista vacua y aduladora, no sé yo si estás donde toca.  Ahora, si buscas a una profesional que venga con el aliño completo y bien sazonado, en el enlace.

No-guía (inter)cultural para mentes curiosas

Anna Rodríguez Casadevall
anna@ideasontour.com