Next stop: China. 19 días para ubicarme y desubicarme

Xina en China 2018_Ideas on Tour

Llegué de vivir tres meses en Cusco (Perú) el lunes 4 de septiembre y me marcho a vivir a China el próximo 23 de septiembre… ¿Zona de confort? ¿Eso existe? ¿Quiero que exista? Quizá. Tal vez. Ni idea. No.

Perú

 

Cusco me colocó muchas cosas y me descolocó otras, pero me gusta y me hace bien. Tuve tiempo para escribir, pasear, preparar clases, proyectos. Bailar, conversar, chichear, comer, tomar, conciertear, leer. Tener ideas y dejarles espacio para ir viendo cómo pueden convertirse en algo real.

Y en eso ando: guiando a las ideas de lo etéreo a esta realidad que nos rodea, haciéndolas tangibles. Lo de las despedidas y lo que suponen para mí lo conté en esta entrada, así que no voy a ponerme nostálgica, ahora no… Bueno, solo un poquito.

Alberto, del cual fui q’epe durante los tres meses en Cusco, me mandó ayer un regalito para hacer más liviano mi aterrizaje: el tema “Viaje” de Danitse y me escribió estas estrofas, parte de la letra de la canción:

No me pidan regresar

será el tiempo el que decida mi lugar

No me pidan la razón

de acampar en las orillas sin mojarme el corazón

cualquier refugio se hace hogar en la soledad

si no hay nada más y no quieres regresar

Contando mañanas

cambiando de estación

y si me da la gana

romperte el corazón.

 

Mediterráneo

 

Así que, entre meneos, llevo una semana por el Mediterráneo, con reencuentros, papepeleos, recados pendientes y burocracias, y de estos, tres son una auténtica pesadilla, ¿adivinas cuáles? Para mí, irme es más fácil que volver, así que ando intentando que el “chocolomo” no pueda conmigo. ¿Que qué es esto del “chocolomo”?

Me sentí (y aún me siento) muy identificada con el artículo de 0034Expat “Cuando volver no es tan fácil”, vale la pena echarle un ojo.

Y estoy segura de que el libro Volveremos, de Noemí López Trujillo y Estefanía S.Vasconcellos (Ed. Libros del K.O.) bien merece unos ratos largos entre hamaca y sofá. Entre el “chocolomo”, el artículo de 0034 y la entrada “El (meu) xoc cultural invers (i perenne)” , espero acercarte un poquito más a cómo me siento.

Pero nada, que es llegar al viejo continente y las cosas van rápido, con mucha prisa y todo agendadito. Y en 12 días me marcho a China. Tres continentes en tres semanas. Por favor, ¿no saben que prisa mata?

China

 

Chano me preguntó en un correo, cuando le dije que me iba para allá: “¿Pero qué se te ha perdido a ti en China?”. Estuve pensando un buen rato porque sabía que sí quería ir pero no le había puesto nombre a eso que me hizo aceptar ir a China.

¿El motivo era escapar, huir? ¿No darme tiempo para sentir el choque cultural inverso, ese que me pega tortas constantes cada vez que vuelvo a vivir donde he crecido? ¿Moverme por moverme? No. Creo que nunca he huido cuando he viajado, el choque cultural inverso acaba llegando tarde o temprano, y lo de moverme por moverme pasó hace muchos años.

Como dice Aniko Villalba: “Viajar tiene que ver mucho más con buscar que con escapar” y el motivo final, lo que me ha llevado para irme unos meses allá es una: curiosidad.

 

En fin…

 

¿Soy de aquí, soy de allá o soy un poquito de todos lados? Eso da para otra entrada, pero es algo que cada vez que pregunto más, ¿tú también?

Me voy a trabajar a China 5, 10 meses, dos años… Ya se verá. No he buscado datos, no me he conectado con expatriad@s ni me he sobreinformado sobre el lugar donde voy. Necesito vivir donde vivo y disfrutar lo que ocurre, si no ¿dónde queda lo auténtico, lo mejor de cada lugar? No necesito acabar el viaje para ser feliz.

Hoy me despido con el “Viaje”de Danitse (Perú). Este tema es solo el primero de los ocho que Danitse tiene dedicados al viaje (puede escucharlos en Youtube, vienen con numerito y todo, para que no nos perdamos), me encanta.

 

Si quieres que te acompañe a preparar en todos los sentidos tu viaje, por favor, clica en ‘Te acompaño.

 

Suscríbete a Ideas on Tour